Diagramas de flujo - proceso - Uso didáctico


Uso didáctico

Cómo enriquecen los aprendizajes los Diagramas de Flujo

Tal como lo anota John Medina en su libro Los 12 principios del Cerebro, “cuanto más visual sea la información recibida, mayores serán las probabilidades de que sea reconocida y recordada”. De hecho, las imágenes captan con mayor facilidad la atención de nuestro cerebro ya que su comprensión requiere menos esfuerzo que las palabras escritas o el discurso oral.

Según la taxonomía propuesta por las doctoras Suzie Boss & Jane Krauss, las herramientas para elaborar Diagramas de Flujo cumplen las siguientes funciones esenciales en apoyo del aprendizaje:

  • Aprender a profundidad – La visualización de información ha sido muy utilizada en ambientes académicos; sin embargo, numerosos docentes enriquecen esta visualización con herramientas digitales para crear Diagramas de Flujo llamativos y convincentes que ayuden a los estudiantes a representar de manera visual la secuencia de instrucciones de un algoritmo o los pasos de un proceso.

  • Hacer las cosas visibles y debatibles – Los Diagramas de Flujo transforman secuencias de pasos en información visual que muestran instrucciones o pasos. Quien diseña un Diagrama de Flujo, además de establecer las relaciones y/o secuencias de pasos, debe determinar los elementos visuales (tipo de gráfica, color, formas, etc).


Por otra parte, una de las nueve Inteligencias Múltiples descritas por Howard Gardner corresponde a la Visual/Espacial. Esta inteligencia se desarrolla cuando los estudiantes realizan actividades en las que ponen en juego capacidades para presentar ideas visualmente, crear imágenes mentales, percibir detalles visuales, dibujar y elaborar bocetos. Todas estas capacidades se pueden potenciar mediante la realización de proyectos de aula en los cuales los estudiantes deban recolectar datos, ordenarlos y presentarlos en forma gráfica. Para esto último deben reflexionar sobre los diferentes tipos de gráficos disponibles y decidir cuál es que mejor representaría lo que quieren comunicar. 

Por último, entre las habilidades indispensables para el Siglo XXI, encontramos la de comunicación que permite a los estudiantes transmitir información, de manera efectiva, utilizando múltiples medios. Esta habilidad se ve impactada directa y positivamente por las herramientas digitales para elaborar gráficas que contribuyen a una comunicación eficaz y efectiva.